Homenaje a nuestros centenarios

Homenaje a nuestros centenarios

Durante las fiestas de la Minerva tuvo lugar un acto cargado de emoción para todos los vecinos del pueblo de Selas. En el se rindió homenaje a dos personas con mas de un siglo sobre sus espaldas, D. Juan Martínez Galán y D. Miguel Martínez García, de 101 y 100 años respectivamente.

La idea surgió de un grupo de vecinos en una conversación durante un vermú, como no podía ser de otra manera. Una vez la pusieron en marcha contaron con la colaboración de la mayoría del pueblo.

El acto tuvo lugar el sábado 18 de junio después de la despedida a la Virgen, y fue retransmitido en directo por youtube para que todo aquel que quisiera pudiera disfrutarlo desde la lejanía.

En el se hizo entrega de 2 placas conmemorativas, así como 2 diplomas y algún obsequio a los protagonistas, y ambos derrocharon una gran simpatía y vitalidad durante el homenaje.

Reproducir vídeo

Aquí os dejamos una pequeña reseña de su biografía, facilitada por sus familiares, para que todos conozcáis un poco mas la vida de estas dos grandes personas.

JUAN MARTÍNEZ GALÁN

– Nació en Selas, un pueblo de la provincia de Guadalajara, el 29 de agosto de 1920.
– Desde bien pequeño se dedicó a ayudar a su familia en las labores del campo y el pastoreo de las ovejas.
– Fue a la escuela hasta la edad de 9 años donde recibió la educación más básica y elemental.
– Ya de joven desempeñó otras actividades como resinero y gabarrero.
– Una de sus aficiones fue la caza a la que dedicó gran parte de su tiempo libre.
– Cuando estalló la Guerra Civil le llamaron a filas, a los 18 años tuvo que abandonar su pueblo y estuvo 6 años movilizado.
– Al terminar la contienda regresó al pueblo donde se casó y formó una familia.
– Marchó a Madrid con sus hijos y trabajó de celador en el Hospital Ramón y Cajal.
– Ahora transcurre su vida entre Madrid y Selas.

Captura

MIGUEL MARTÍNEZ GARCÍA

– Nacido en Selas el 06/09/1921.
– Estuvo en la escuela hasta los 10 años, el profesor le aconsejo seguir las clases puesto que podría darle hasta 3 de bachillerato, pero se tuvo que poner a trabajar de pastor guardando ovejas.
– El 14 de mayo de 1942 se fue a la mili, donde estuvo en Zaragoza y más tarde en Jaca, dándole permiso indefinido el 28 de octubre de 1945 donde volvió a Selas.
– A los pocos días de volver de la mili se fue a vender ganado a Milmarcos, donde se entero que habían salido 5 plazas para guarda forestal. Su familia no quería que se presentara pelo lo hizo y aprobó.
– Le dieron 40 pueblos para llevar como guarda Forestal, destinado en Trillo cobraba al día 9.33 pesetas y la pensión al día le costaba 25 pesetas por lo que pidió ir a Guadalajara para pedir la excedencia, allí le convencieron para que se quedase y le destinaron a Ruguilla donde la pensión le costaba 8 pesetas al día, pero llego a un acuerdo donde si no dormía esa noche en el pueblo no pagaría la pensión.
– Permaneció 8 años en Ruguilla, y fue allí donde conoció a su mujer Milagros Rodrigo Pastor y tuvo a sus dos hijos Miguel Ángel y Manolo.
– En 1954 se trasladó a Torremocha del Pinar donde estuvo trabajando durante 13 años, llevando de 40 a 65 jornaleros de la resina. A pesar de tanto trabajo, allí fue muy feliz con la gente del pueblo, sus hijos pudieron estudiar en Molina de Aragón.
– En 1967 el ingeniero de la zona le ofreció un puesto en las oficinas del ICONA, y como quería que sus hijos continuasen estudiando, decidió abandonar Torremocha del Pinar y se trasladó a Guadalajara.
– Para poder compensar los gastos de la vida en la ciudad a parte de trabajar en el ICONA también desempeño distintos trabajos como en un cine proyectando películas, en una empresa de construcción llevando la contabilidad (Julián Utrilla) y como agente de seguros (AXA).
– En el año 1979 alquilo la casa del cuartel y volvió con su familia, esposa, hijos, nueras y nietos a su pueblo natal.
– El 1986 se puso a reformar y realizar la casa del pueblo donde estaba situada la casa de sus padres, la hizo junto a sus dos hijos.
Miguel siempre bendecía la mesa diciendo:
“Santo Comamos, que no vengan más de los que estamos y si alguno ha de venir que venga por más allá de Madrid, y si punto a de llegar, que se enganche en un zarzal y que no valga salir”

Felicidades JUAN y MIGUEL, que sigáis muchos años entre nosotros y sigamos disfrutando de vuestras anécdotas y vivencias del siglo pasado.

2 comentarios en «Homenaje a nuestros centenarios»

  1. La idea no surgió de la Sociedad de los Cazadores. Surgió de un grupo de vecinos a los cuales, una vez informado, se les unió el resto de vecinos. Creo que debe ser rectificado. Al Papa lo que es del Papa. Creo que este error, viene de la noticia reflejada en «La Nueva Alcarria» donde alguien la narró erroneamente.

    Responder

Deja un comentario